La historia y origen del chocolate ha suscitado tanta curiosidad que incluso existen libros dedicado exclusivamente a contar la verdadera historia del chocolate. Y es que para poder hablar sobre los principios de este manjar tenemos que hacer un repaso por los distintos continentes de nuestro planeta

-          Primero tenemos que remontarnos a hace 4000 años al continente americano. El principal componente del chocolate es el cacao que viene del azteca "cacahuatl". El cacao es un árbol y de acuerdo con leyendas de la época nos cuentan que era el más hermoso árbol de las orillas del Orinoco y del Amazonas. Los Aztecas les incorporaban ciertas propiedades como la sabiduría, propiedades saciantes y curativas de ciertas enfermedades. El cacao que comenzó creciendo de forma natural, pasó a ser cultivado unos 1500 años después por los Mayas. Para la cultura Maya tenía además otras propiedades como la de ser un alimento estimulante que proporcionaba gran energía y vigor físico, además de proporcionar longevidad al que lo tomaba. También lo usaban como cicatrizante de ciertas heridas. Los mismos Mayas inventaron el "chocolha", una bebida que solo podía ser degustada por reyes y nobles hecha a base de las semillas de cacao. A la llegada de Cristóbal Colón el pueblo Azteca como bienvenida le ofrecieron telas, armas y sacos de unas habas oscuras que este pueblo a parte de considerarlo un producto para alimentarse lo usaban como moneda para realizar pagos. No fue hasta Hernán Cortes el que envió la primera de partida a España de cacao en 1524.

 

-          Cuando el cacao llegó a España los religiosos transformaron el "chocolha" cambiando las especias que se usaban en América por otros ingredientes más dulces como la azúcar de caña, la miel y leche. La nobleza española lo guardó en secreto durante más de 100 años y sólo los religiosos que hemos mencionado anteriormente conocía la receta para transformar el cacao en esta bebida de chocolate. Este era especialmente usado en cuaresma ya que para la iglesia este producto no afectaba al ayuno. A pesar de intentar llevarlo en secreto no pudimos evitar que el chocolate traspasase fronteras, siendo Francia el primer país en conseguirlo, especialmente por la boda entre la María Teresa de España y Luis XIV. Tenemos constancia que el primer libro en nuestro país que trata el tema del chocolate fue escrito por un médico de Écija-Sevilla en 1631. En este libro se habla sobre fórmulas de medicamentos realizados a base de crema de chocolate. Tras la proliferación del chocolate, en 1644 se tomó la medida que el chocolate no podía ser vendido ni consumido en la calle quedando sólo permitido su consumo en tabletas y en los domicilios privados.

 

-          La llegada a Europa más allá de Francia fue precisamente porque un francés que vivía en la capital del Reino Unido inauguró un local llamado el "The Coffee Mill and Tobacco Roll", parecido a lo que podríamos llamar hoy en día tetería. Allí se vendían las primeras tabletas o pastillas de chocolate para preparar dicha bebida. Debido a la popularidad que alcanzó el gobierno inglés puso un impuesto al chocolate de unos ¾ de su peso en oro. Hasta mediados del siglo XIX no fue cuando en Suiza el chocolate se comenzó a fabricar cuando tras años de proyectos e investigaciones Daniel Peter y Henry Nestlé incorporaron la leche condensada al cacao. En 1.879 a Rodolphe Lindt volvió a utilizar la manteca de cacao sin necesidad de seguir usando leche condensada para así conseguir la textura cremosa sin dejar de ser una tableta sólida. El uso de estas tabletas se extendió a raíz de Segunda Guerra Mundial donde las tropas aliadas lo consumían por ser un alimento de poco peso, de fácil transporte y por aportar gran energía a los soldados.

 

Como podemos ver el tan deseado chocolate no es un producto creado y consumido en estos últimos siglos sino que se remontan a culturas milenarias y como habréis visto su origen no era en los formatos que solemos ver hoy en día de bombones o tabletas sino que se preparaba en su estado líquido. Aunque abusar del chocolate como de cualquier otro alimento no es bueno, en su justa medida tiene grandes propiedades para nuestro organismo sobre todo como aporte de energía. Si buscáis un buen chocolate en cualquiera de sus formatos no dudes en consultar nuestra web nuestra sección de dulces y chocolates americanos.

Hershey's dark chocolate syrup

COMPRAR SIROPE HERSHEY´S