Postre japonés mochi

Publicado Por: Roberto . En: General En: miércoles, noviembre 22, 2017 Comentario: 0 Visto: 89

Los dulces japoneses no se caracterizan por ser excesivamente dulces y un ejemplo es el chocolate que tiene una textura terrosa. Pero sin ninguna duda, unos de los dulces japoneses, que sin ser dulce de sabor propiamente dicho pero que se ha puesto de moda y se ha convertido en icono de la gastronomía japonesa, es el postre japonés mochi. A continuación os vamos a contar su composición, historia…

Postre japonés mochi

Probablemente no hubiésemos imaginado nunca que un postre a base de arroz y judías podría considerarse en si mismo un postre o un dulce, y mucho menos que se hiciese tan popular, pero es en definitiva lo que es un mochi.

Hasta entonces el único dulce japonés que conocíamos eran los dorayaki por los famosos dibujos animados de Doraemon en los que el relleno de este bizcochito también estaba compuesto por la tradicional judía japonesa, aunque todos pensáramos al verlo que se trataba de chocolate. Pero poco a poco y ganando fuerza aparecieron los mochis que ahora os vamos a explicar.

Los mochis siempre se han usado en Japón para rememorar cualquier celebración ya fuesen navidades, nacimientos, bodas, o incluso (y aunque nos parezca una rareza) para celebrar el paso de niña a mujer. Normalmente se preparaban en casa de forma casera más que comprarlos en pastelerías ya que la tradición era la fabricación en familia de estos dulces.

Para la preparación de estos pastelitos se usa arroz glutinoso entero cocido junto con azúcar pero que se ha tenido que poner a remojo previamente durapostre japonés mochinte 24h. Luego este debe ser machacado en un mortero de madera y para ello serán necesarias dos personas ya que mientras una golpea la otra debe ir girándolo para que quede lo más homogéneo posible. Esta pasta debe quedar lisa, elástica y algo pegajosa. Los celiacos pueden tomar este postre ya que no contiene gluten sino amilopectina.

Con las manos enharinadas o cubiertas de maicena ya se puede dar forma a los mochis. Si la masa hubiese quedado dura se puede volver a calentar para que recupere la elasticidad. También se puede congelar ya que existen una variedad de mochis helados.

El relleno tradicional de mochi es el taro que es una pasta de judía roja dulce. Esta judía es dulce ya que previamente se ha puesto 12h en almíbar. También hay versiones de judía blanca que es mucho más ligera que la judía roja siendo una especie de mazapán. Pero también podemos ver otros sabores como pueden ser el té verde, sésamo, coco, fresa, melocotón, chocolate… Aunque también podemos encontrar mochis salados son sabores sorprendentes a frutos secos, aceitunas…

Como hemos podido leer en este post, el postre japonés mochi es muy variopinto y no deja indiferente a nadie. Es mucha la curiosidad que suscita este dulce aunque recalcar que en cuanto al sabor no es que sea especialmente dulce o azucarado en su esencia. Cocinar este postre japonés es muy complicado así que para todos aquellos que deseen probarlo no duden en consultar http://internacionalgourmet.com/index.php?fc=module&module=leoproductsearch&controller=productsearch&orderby=position&orderway=desc&cate=&search_query=mochi

postre japonés mochi

 

Comentarios

Deje su comentario

Cima